Construyendo Futuro en Palmones

El colegio Casa de la Virgen de Palmones es una de las instituciones educativas de mayor implantación en el Campo de Gibraltar. Fundado en 1956 por los padres Francisco Puyal y Carlos García Diego forma parte de la red de centros de la Fundación Casa de la Virgen.

Hoy en día es un colegio bilingüe de infantil y primaria que sigue apostando por una educación de tradicion cristiana que busca la armonía entre conocimientos y valores morales. Después de mas de 70 años de labor educativa nuestro centro afronta uno de los mayores retos de su historia. Una ampliación que nos permitirá quintuplicar el número de plazas disponibles ofrecer más y mejores servicios y abarcar el ciclo educativo completo incluyendo educación infantil, primaria, secundaria, bachillerato y ciclos formativos. Nuestro centro contará con 2 comedores, una cafetería, un salón de actos con capacidad par 220 personas, dos pistas deportivas descubiertas y una cubierta con vestuarios, tres laboratorios, 240 metros cuadrados de talleres, una biblioteca, 29 aulas de formación, 8 dormitorios con 68 camas para colonias y una capilla.
Queremos continuar siendo parte de la historia cotidiana del campo de Gibraltar educando a ciudadanos íntegros formados en valores y preparados para los retos profesionales de un futuro cada vez más exigente.
El centro abre sus puertas al tejido empresarial local para adecuar su oferta educativa de formación profesional a las necesidades productivas de su entorno, nuestra fundación apuesta por la excelencia, la cualificación y la simbiosis empresarial. Buscamos una colaboración empresarial que resultará beneficiosa para todos. Gracias a ella nuestros alumnos dispondrán de las herramientas necesarias para comenzar a labrarse un brillante y próspero currículo laboral. Y al tiempo las empresas tendrán la posibilidad de moldear la especialización de sus futuros profesionales ganando en eficiencia. Como ha venido ocurriendo desde hace más de medio siglo el trabajo en conjunto con el entorno seguirá siendo la base de nuestra estrategia educativa abriendo horizontes, difundiendo valores, formando personas.

Educando en Madrid

En nuestro centro de Madrid educamos a nuestros alumnos para el futuro

Nos dedicamos a formar hombres y mujeres de bien. Transmitimos actitudes y valores como la honestidad, el trabajo, la generosidad, el esfuerzo y por supuesto el amor a la Virgen María.

Contribuye a la creación de un fondo para la ayuda al estudio de nuestros alumnos de bachillerato. Gracias a este fondo muchos de nuestros alumnos se pueden permitir realizar unos estudios superiores y desarrollar todo su potencial académico.

Colonias de Verano

Necesitamos su ayuda para seguir ofreciendo a nuestros chavales unas colonias de verano en la que disfrutar de unas vacaciones que su familia no se puede permitir y seguir así completando su formación tanto física como espiritual.

En nuestros centros, tanto de Cangas como de Palmones se llevan a cabo nuestras colonias de verano. Las colonias de verano permiten seguir creciendo tanto física como espiritualmente a nuestros chavales. Son una continuación de nuestra formación integral. Gracias a nuestras colonias de verano muchos jóvenes disfrutan de unas vacaciones merecidas que en el seno de familias con dificultades económicas sería imposible costear.

Nuestras colonias han sido un complemento para nuestros chicos desde hace más de treinta años. Necesitamos de manera urgente reformar parte de nuestras instalaciones para seguir ofreciendo a nuestros chicos una estancia de calidad en nuestros centros tanto de Cangas como de Palmones. A su vez necesitamos seguir becando a las familias que no pueden permitirse dar unas vacaciones a sus hijos.

Algunos de nuestros éxitos

De Alumna a Profesora

Para mi la Casa de la Virgen es algo más que un colegio, hemos pasado en él muchos años, algunos primero como alumnos y después como maestros. La mayoría de las personas que han trabajado en esta casa se han jubilado después de más de 30 años, familias enteras, más de una generación, han estudiado y se han educado en la Casa de la Virgen. Esto significa algo y mucho de todo esto se debe a la persona del Padre Carlos y a sus dos grandes vocaciones, el sacerdocio y a enseñanza.

Me siento orgullosa de pertencer a esta casa, a la Casa de la Virgen, también es un orgullo que mi hija se formo aquí como persona entrando con un año y saliendo con el bachillerato terminado. El colegio siempre ha sido y será generoso con el cuidado, bienestar y formación de sus alumnos y sus familias

Una sonrisa puede cambiarlo todo

Socios y empresas colaboradoras

AYÚDANOS A HACER EL MUNDO UN POQUITO MEJOR. COLABORA CON NOSTROS